jueves, 9 de septiembre de 2010

Gatillo Facil en Corrientes-"Que lo encierren de por vida, ahora mi hijo debería estar vivo". ESTER DE LOS SANTOS, MADRE DE EZEQUIEL.


Fue el reclamo de Ester De los Santos, mamá de Ezequiel Riquelme, el chico de 14 años asesinado por un efectivo de la policia provincial recientemente, en un dudoso episodio que involucra a otros agentes que tambien participaron de un operativo policial en inmediaciones del Barrio Pio X, una populosa y humilde barriada de la Capital Correntina.La sufrida madre manifestó su angustia por el fatal desenlace y pidió justicia diciendo: “Quiero justicia por Ezequiel. Para que mi hijo descanse en paz quiero que los que le hicieron eso sean castigados”.
“QUIERO JUSTICIA POR MI HIJO”

“Mi hijo era un excelente chico, iba al colegio a la mañana y a la tarde trabajaba con el papá. No voy a andar mirando lo que hacía con los amigos, pero al menos conmigo todos ellos eran educados. Son chicos tranquilos como mi hijo. De todas maneras nadie tiene derecho a quitar la vida, solo Dios”, argumentó la madre del pibe salvajemente asesinado.

“Asesinaron a mi hijo –afirmó-- Le corrió la policía y él se asustó, quiso refugiarse en la casa de un vecino. El venía de la cancha Libertad. La hija de mi vecino quiso salir a ayudarlo. Mi hijo se quedó quietito, lo tiraron al suelo y de la nada alguien sacó un arma y le disparó”, narró con emotivas palabras la madre de Ezequiel.

“Que lo metan de por vida preso al que mató a mi hijo. Si él estaba cometiendo algo porqué no le agarran, le dan unos sopapos y lo meten en la camioneta. El ahora tendría que estar vivo aquí conmigo”, expresó, consternada, Ester, al momento de aseverar que “nadie se acercó a explicarme nada. Lo único que quiero es que la jueza, el gobernador hagan caso a lo que nosotros pedimos: justicia por mi hijo”.

“La policía, cuando otros delincuentes cometen algún delito vienen y se la agarran con cualquiera que está en la calle, eso hicieron con mi pobre niño”, agregó.

Como quien habla de un sueño truncado para siempre, Ester también dijo que Ezequiel Riquelme quería terminar la escuela y ser embarcadizo. “Con esa plata te voy a comprar una casa y te voy a ayudar, no quiero que trabajen más en el carro, decía por mí y por mi marido”.

“Yo siempre le decía que si venía la policía no saliera a correr, Cuando ocurrió todo yo estaba en mi casa y una vecina me avisó que se estaban llevando a mi hijo. Me subí a la moto de un vecino y seguimos a la camioneta. En el Hospital Escuela, estaban los que le hicieron eso a mi hijo, pero nadie me quiso explicar nada. Así lo dejaron en el hospital y volaron. Los vecinos no pueden creer lo que ocurrió”, exclamó madre del joven fallecido.

Lo cierto es que Ezequiel Riquelme estaba en 8vo Año de la escuela Olga Cossettini y ahora su vida se truncó. “El padre está quebrado, la hermana está muy mal y hay todo un vecindario que no puede creer lo que ocurrió”, aseguró la desconsolada madre.